Vivamos nutridos con la Palabra de Dios

RTM Bolivia Alimento para Alma Leave a Comment

Lectura: Salmos 1:1-6

“Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; 2sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche. ”. vv. 1-2

La relación filial de Padre a Hijo, es posible solamente con la Gracia infinita de Dios ofreciendo a Su Hijo amado a morir en la cruz y de esa manera abrir la puerta de La Salvación para el ser humano pecador.

Y al poseer personalmente la Salvación, recibiendo a Jesucristo como el Señor y Salvador, entonces se abre el apetito para comenzar a nutrirse de La Palabra de Dios porque de esa manera será habilitado para compartir la Palabra que ahora la entiende y la vive.

Para vivir la Palabra de Dios, primero tiene que conocerla y entenderla. Esto es un proceso revelado por Dios en Su Palabra, por ello tiene que conocerla en primer lugar, esto se puede tomar como un proceso en el cual hay cuatro necesidades que serán suplidas paulatinamente y se la comparto porque Dios me ha enseñado lo que aquí puede leer para que inicie: Necesidad de Conocer la Palabra, Necesidad de Entenderla, Necesidad de Practicarla y Necesidad de Comunicar lo que vaya practicando de la Palabra de Dios.

Este es un momento especial para iniciar nuestro regreso a Dios y a su Palabra; y entonces así poder cumplir el propósito de Dios en su vida. La Biblia le mostrará el Camino de vida a seguir.

Héctor González García, Colombia


Comience por conocer La Palabra de Dios


  

COMPARTE ESTA MEDITACIÓN