Un nuevo nombre

RTM Bolivia Alimento para Alma Leave a Comment

Lectura: Apocalipsis 2:12 – 17

“Al vencedor le daré de comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca y en la piedrecita un nombre nuevo escrito, el cual nadie conoce sino el que lo recibe.” v.17

Los guaraníes tienen su nombre común y corriente por el cual lo conocen todas las personas, y también tienen un nombre privado, un nombre íntimo, nombre que solamente conocen sus progenitores, familiares muy cercanos. Lo que nosotros llamamos rito de bautismo sería el rito cuando se le pone nombre al adolescente, ese nombre privado, íntimo y secreto para la demás personas. Ese nombre armoniza con el carácter y personalidad del individuo.

Cada creyente en Cristo tiene un nombre nuevo, un nombre que solo Dios conoce y cada uno conocemos (todos tenemos un nombre común de cristianos) pero cada uno tenemos un nombre particular, un nombre íntimo que no está escrito en los registros del estado ni en los registros de nuestra congregación, ese nombre está registrado en los cielos Filipenses 3:20 porque nuestra ciudadanía está en los cielos y que cada día lo vivimos, lo demostramos y certificamos con cada una de nuestras acciones.

En estos días la televisión quiso presentar a una niñita como la heroína que salvó a su hermanito del incendio, pero la niñita en su inocencia dijo: fui a traer a mi hermanito afuera. Para ella lo que hizo no es acto de heroísmo, solamente es un acto de su verdadera personalidad, de amor y cuidado filial. Actuó conforme a su verdadero nombre.

Daniel Vega, Paraguay


El cristiano siempre actúa conforme a su verdadera personalidad
dignificando su nuevo nombre como hijo de Dios


  

COMPARTE ESTA MEDITACIÓN