¿Por qué te alejas?

RTM Bolivia Alimento para Alma Leave a Comment

Lectura: Isaías 31

“Y los egipcios hombres son” v.3

En el Siglo VII AC, el imperio Asirio, cruel, poderoso, temido, arrasaba las ciudades que se resistían, no dejaba prisioneros con vida, amenazó conquistar Jerusalén. Su rey y su gente, buscaron ayuda del rey de Egipto, no buscaron a Dios. Así fue, porque hacía tiempo que el corazón del pueblo de Israel estaba lejos de Dios. Tenían prosperidad económica, paz, pero esto no siempre es señal de bendición del Cielo. Se sentían autosuficientes, no “precisaban a Dios”.

Egipto no fue solución porque fue conquistada por los Asirios. Ezequías, el nuevo Rey de Israel buscó a Dios, la Biblia y los antiguos historiadores Heródoto, Flavio Josefo, incluso el Prisma de Senaquerib, nos cuentan que, el poderoso Rey Asirio, no pudo entrar a Jerusalén, volvió a Nínive donde fue asesinado. Dios milagrosamente salvó Jerusalén, de lo contrario hubiera dejado de existir conforme al estilo Asirio, y la historia de la humanidad seria otra.

En una oportunidad, hice un trámite en una empresa, me atendió un importante Gerente, que resultó ser un conocido, conversamos, y me dijo que se alejó de la Fe, “no precisaba”, parecía que la empresa era todo para él. A los meses lo despidieron y cayó en una profunda depresión afectando su matrimonio. ¿Por qué nos alejamos de Dios después de haberle conocido? ¿Qué nos arrastra? ¿Autosuficiencia, éxito, el trabajo, la familia, círculos sociales que frecuentamos, filosofías, religiones complacientes?

Aquello en lo que apoyo mi vida es mi dios, decía Lutero. Pero como Egipto no son solución. Si te has alejado, vuélvete al Camino y la historia de tu vida será la mejor.

Marcel Legarra, Uruguay


Aléjate de lo que te aleja de Dios


  

COMPARTE ESTA MEDITACIÓN