Perseguidos

RTM Bolivia Alimento para Alma Leave a Comment

Lectura: 1 Corintios 12:26

“De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él…”

Alrededor del mundo hay millones de personas que en estos momentos están siendo perseguidas, secuestradas, apresadas y asesinadas por cuestiones religiosas. Muchos cristianos no escapan de esta realidad.

Lo vemos en la televisión o nos llegan fotos por internet de masacres y circunstancias terribles que padecen nuestros HERMANOS en muchas partes del mundo. La mayoría de nosotros tenemos ahora este libro en nuestras manos y no se nos mata ni se nos persigue por eso. Podemos caminar libremente por las calles con la Biblia en nuestros bolsos o en nuestros celulares. Podemos juntarnos en una casa o en el templo y leer la palabra de Dios en voz alta. En el trabajo o donde vamos a estudiar la gente sabe que creemos en Jesús y que vamos a la Iglesia, y aunque a muchos nos han dejado de lado o nos han discriminado por ser “religiosos”, no corremos peligro de muerte por profesar nuestra fe.

Muchos hermanos que han nacido y crecido en lugares con libertad de culto han entregado sus vidas para llevar el Evangelio de Cristo a otros países. En este mismo momento HERMANOS nuestros están sirviendo en culturas y contextos totalmente diferentes encarnando la Gran Comisión que Jesús nos dejó: “Vayan y prediquen el Evangelio a toda nación”.

¿Orarías mucho si un hermano muy amado de tu congregación fuera secuestrado? ¿Verdad que si? Los misioneros y cristianos perseguidos en otras partes del mundo también son nuestros HERMANOS… ¡Es nuestro deber orar por ellos!

¿Lo harás?

Nana Sniezko, Argentina


No nos olvidemos de clamar por quienes sufren
persecución a causa de su fe en Jesús


  

COMPARTE ESTA MEDITACIÓN