Pasión por Dios

RTM Bolivia Alimento para Alma Leave a Comment

Lectura: 1 Samuel 17:40-54

“Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré.” v.46

Tengo un amigo que siendo muy pequeño aprendió a ser aficionado de un equipo de fútbol. En Perú a un aficionado le llamamos “hincha”. Cada vez que su equipo campeonaba compraba las revistas deportivas y recortaba todas las fotos y cuando podía, iba al estadio para apoyar a su equipo. Cierto día, me compartió que había soñado que su equipo jugó la final del campeonato, y para mi sorpresa, él mismo había sido el jugador clave para que su equipo campeonara. Sin duda, tenía una pasión hacia este equipo.

¿Qué busca Dios de sus hijos? Definitivamente, que desarrollemos una relación íntima con Él y que nos apasionemos de Su persona. Desde su juventud, el rey David había desarrollado una relación íntima con Dios y se había propuesto depender de Él en todas las áreas de su vida. Siendo muy joven, cuando se enfrentó a Goliat, dijo al gigante: “Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré…” Además de esto añadió “porque de Jehová es la batalla…”

Es obvio que David conocía a su Dios y confiaba en Él. Sus palabras denotan pasión y dependencia. En 1 Reyes 14:8 Dios dijo de él, “…guardó mis mandamientos y anduvo en pos de mí con todo su corazón…” Pidamos a Dios que nos dé pasión por Él y que disminuya nuestro interés por las cosas de este mundo. Tomemos tiempo para buscarle por medio de Su Palabra y la oración. Invirtamos tiempo y dinero para leer libros que hablen de Él. Andemos con aquellos que tienen pasión por Él.

Edward Zacarías, Peru


Pasión por Dios, una meta que alcanzar


  

COMPARTE ESTA MEDITACIÓN