Oración de un adulto mayor

RTM Bolivia Alimento para Alma Leave a Comment

Lectura: Salmo 71

“Porque tú, oh Señor Jehová, eres mi esperanza, seguridad mía desde mi juventud.” v.5

Como adultos mayores tenemos que comprender que nuestros cuerpos se fueron desgastando y que no tenemos que pedirle al Señor cosas que corresponden a otras etapas de la vida que ya disfrutamos en mayor o menor grado. Es evidente que ya no tenemos ni las fuerzas ni la vitalidad que tuvimos a los 25 años, ni los mismos desafíos. Ahora tenemos que orar sabiamente para no desanimarnos cuando no recibimos lo que le pedimos, especialmente relacionada con la salud y con la posibilidad de hacer cosas que ya no podemos. Todos somos distintos física, emocional y espiritualmente, por lo cual no tenemos que compararnos con nadie.

Como resultado de factores que no siempre podemos manejar unos están más desgastados y limitados física y emocionalmente que otros. Por eso es que tenemos que orar pidiendo:

1- Ayúdame a aceptar mi realidad y a no dudar ni quejarme y, menos, enojarme por lo que estamos viviendo.
2- Dame paciencia para enfrentar los dolores y las circunstancias que no puedo cambiar, sabiendo que me ayudarán para bien.
3- Hazme humilde para aceptar la ayuda de otros.
4- Dame valor para seguir adelante. No te pido que me quites lo que me afecta, si no es tu voluntad, sino que me des la gracia para sobrellevar las pruebas con paz.
5- Dame amor para todos y la capacidad de llevarme bien con ellos.
6- Dame gozo y gratitud por lo que tengo, y enséñame a disfrutarlo.
7- Aumenta mi fe para creer en tu amor y en tu presencia, a pesar de lo que vivo.

Rogelio Nonini, Argentina


“Más yo esperaré siempre, y te alabaré más y más, porque eso me llena
de tu paz”


  

COMPARTE ESTA MEDITACIÓN