A no confundirse

RTM Bolivia Alimento para Alma Leave a Comment

Lectura: Salmo 1:1-6

“Bienaventurado el varón que no anduvo, en consejos de malos.” v.1

Una de las criticas fuertes al cristianismo de parte de quienes se consideran eruditos, es la que se refiere a que en el hombre no tiene maldad en sí mismo sino que el hombre se hace malo dado a que las condiciones de vida lo transforman en ello, y si se le cambian las condiciones de vida la maldad no existiría. Hoy no haremos un análisis sociológico de la anterior ideología sino que más bien lo que nos enseña la lectura bíblica de hoy que destaca la esencia de dos actitudes que combaten a diario en el ser humano, el bien y el mal. Bienaventurado es y será todo hombre o mujer que considera el consejo de Dios, lo cree, lo vive, lo practica, este conocerá la Paz de Dios, disfrutará de los beneficios espirituales provisto por Dios, para los que creen, pues la palabra dice que: Mateo 7:7 “Todo aquel que pide recibe; el que busca encuentra, el que llama se le abrirá”.

Además el Señor conoce Sus ovejas, sabe de sus verdaderas cualidades, Dios no se impresiona por lo externo, (Juan 10:27) mis ovejas oyen mi voz y me siguen, y yo las conozco, y nadie las arrebata de mi mano No así los desobedientes, que serán como hojarascas secas, que solo sirven para ser quemadas, porque ante el justo juicio de Dios, serán alcanzados por su maldad y desobediencia, pues el Dios de los justos es el mismo, que juzgará a los malos, y no podrán alcanzar salvación ese día final, será demasiado tarde.

Carlos Pacheco Barra, Chile


Dice Jesús: Por sus frutos los conoceréis


  

COMPARTE ESTA MEDITACIÓN