Necesidad de un sueño

RTM Bolivia Alimento para Alma Leave a Comment

Lectura: Josué 14:6-15

“Y mis hermanos, los que habían subido conmigo, hicieron desfallecer el corazón del pueblo; pero yo cumplí siguiendo a Jehová mi Dios” v.8

Cuenta una leyenda que una mujer iba a dar a luz un hijo, para esto se internó en una jungla. En el camino le apareció un ángel y le dijo: “Si yo toco tu hijo, éste será rico”, pero ella no quiso. Al poco apareció otro y le dijo: “Si yo toco tu hijo, éste será famoso”, y también se negó. Un poco después le salió otro ángel al encuentro y también le habló: “Si yo toco tu hijo, él conocerá la felicidad”. Ella movió la cabeza y dijo que no.

Otros ángeles fueron apareciendo, pero uno al fin dijo “Si yo toco a tu hijo, él soñará, llevará dentro de sí una luz que lo llevará a luchar sin cesar por conseguirlo, cuando lo alcance todavía estará fuerte y vigoroso para verlo hecho realidad”. La mujer respondió: “Tócalo”

Caleb fue un hombre que tuvo un sueño y logró conquistarlo, porque el Señor le permitió vivir los años que fueron necesarios. Y así mismo lo hace con nosotros hoy, no importa los años, las luchas, las circunstancias, el cansancio y porque no, muchas veces el desánimo, pero Él siempre nos dará la fuerza necesaria para alcanzar lo que nos ha prometido y siempre estará con nosotros para derribar todo aquello que se ponga en el camino para impedir que lo logremos.

Solo tendremos que decir: “Todavía estoy tan fuerte como hace cuarenta y cinco años atrás, tal es ahora mi fuerza para salir y para entrar de la herencia que me ha sido dada”.

Myriam T. Barrios, Colombia


El conquistarlo hará que yo descanse


  

COMPARTE ESTA MEDITACIÓN