Malo conocido vs. Bueno por conocer

RTM Bolivia Alimento para Alma Leave a Comment

Lectura: Hebreos 11:29

“Por la fe pasaron el Mar Rojo como por tierra seca…”

U[7x_dropcap]n refrán muy conocido en mi país dice: “más vale malo conocido, que bueno por conocer”. A veces siento que este pensamiento es el que rige muchas de las conductas humanas, incluso muchas de mis acciones.

Cuesta arriesgarse a algo nuevo y desconocido, incluso por más que nos den todas las garantías. Y preferimos quedarnos en la situación actual, aun sabiendo que dista mucho de ser la ideal.

A lo mejor podemos pensar que no somos capaces, o no merecemos algo mejor. Quizás lo veamos como algo imposible de alcanzar.

Ese era el pensamiento del pueblo de Israel. Esclavizado en Egipto, Dios aparece en escena no porque lo merecieran, sino por amor y compasión, y les señala el camino y da los medios para emprender la marcha hacia la libertad. Pero el entusiasmo inicial pronto se chocó con la cruda realidad: había que cruzar el mar, o morir.

Y ahí empezaron los lamentos. Lo malo y antiguo ya no parecía tan malo. Muchos estaban tentados a volver atrás. Las pruebas y dificultades tienen ese efecto, ¿verdad? Pero entonces aparece el elemento esencial: la fe. Sin saber cómo, nos aferramos a la certeza de que si fue Dios quien nos condujo por este camino, no sólo no nos abandonará, sino que también nos dará la salida ante cualquier dificultad. Y es con esa convicción que los mares se abren, los miedos huyen y el camino imposible se vuelve transitable y seguro.

Dios quiere llevarnos a mejores lugares. ¿Estamos dispuestos a seguirlo?

Alejandro Mansilla, Argentina


Confía, Dios abrirá un camino nuevo y seguro
ante tus pies


  

COMPARTE ESTA MEDITACIÓN