La disciplina

RTM Bolivia Alimento para Alma Leave a Comment

Lectura: Efesios 6:4

“…sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor” v.4

Hoy en día se escucha decir que “a los niños no hay que castigarlos porque se trauman” y estaría de acuerdo con tal afirmación, si se refiriera al maltrato físico o verbal. La Biblia enseña que hay que disciplinar a nuestros hijos, pero con sabiduría y amor, como quiere el Señor.

Disciplinar significa enseñar, formar, colocar límites. Esto lo podríamos ilustrar con ese “lugar seguro” donde los padres colocan al bebé para que no se caiga, ni se lastime.

De esa misma manera, los hijos necesitan límites que los orienten y enseñen a comportarse. Requieren del conocimiento de lo que es bueno y de lo que es malo; en fin, necesitan de las normativas que les ayuden a conducirse en la vida desde que están muy pequeños y cuánto más, cuando ya son adolescentes y requieren de una guía que evite que se lastimen y tengan futuras caídas.

Por lo tanto, los padres junto con sus hijos, deben definir las normas que los regirán mientras estén bajo el mismo techo de sus progenitores. Deberán seguirlas porque si no las cumplen, tendrán que padecer las justas consecuencias. De esta forma se estará creando un sentido de la responsabilidad y de los valores que los acompañarán hasta la adultez.

Mientras más temprano se comience a disciplinar y a darles responsabilidades a nuestros hijos será mejor, pues cuando lleguen a la juventud, se les hará más fácil cumplir con sus obligaciones.

Pidamos a Dios sabiduría de lo alto para hacerlo.

Arlene Cazorla de León, Venezuela


Dios desea que formemos bases sólidas en
nuestros hijos en disciplina y amor


  

COMPARTE ESTA MEDITACIÓN