Invertir el tiempo

RTM Bolivia Alimento para Alma Leave a Comment

Lectura: Efesios 5:15-21

“Por tanto, tengan cuidado cómo andan; no como insensatos sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.” Vs.15 y 16

Entre otras definiciones, el Tiempo es la dimensión que mide la duración de las cosas sujetas a cambios o de los seres que tienen una existencia finita. Y a propósito de medir dicha existencia limitada, el tiempo es uno de los asuntos que más inquieta al ser humano. Preocupado por su estadía en este mundo busca saber cómo ganarle, cuanto le queda, como estirarlo, como detenerlo, etc. Preocupaciones que definitivamente son vanas porque el tiempo ni nos pertenece, ni podemos conocerlo, ni mucho menos podemos cambiarlo, solamente podemos vivirlo.

Sí, no hagamos nada creyendo que podemos adelantarnos al tiempo, pues por mucho que hagamos esto o aquello el mismo siempre nos ganará. Sepamos que el fin de nuestro tiempo es la muerte, así que no pretendamos “matar el tiempo” porque al final el primero con la segunda siempre nos matará. Hagamos lo que hagamos del tiempo jamás podemos librarnos, del tal solo nos libraremos cuando entremos en la eternidad.

Más que la medida de una dimensión etérea el tiempo es vida, por tanto jamás dejamos pasar el tiempo, pues si lo hacemos lo que estaremos dejando pasar es la vida. Igualmente, nunca dejemos para después lo que nos toque hacer creyendo que tenemos tiempo para hacerlo, no porque el tiempo siempre nos tendrá a nosotros. Y por último, estemos claros que por mucho que remotamente queramos detener el tiempo jamás podremos hacerlo, mejor que eso, seamos sabios y aprovechémoslo bien, esto es: invirtámoslo haciendo lo bueno.

Hernán Díaz Castro, Venezuela


Aprovechemos bien el tiempo Hoy, porque Mañana no sabemos


  

COMPARTE ESTA MEDITACIÓN