El poder de la oración

RTM Bolivia Alimento para Alma Leave a Comment

Lectura: Santiago 5:13-20

“¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración” v.13

Nunca subestimemos el poder de la oración. Cuántos testimonios en la Biblia sobre la vida de hombres de fe y oración, que han experimentado tremendos milagros y han visto el poder de Dios obrando por su oración. Incluso los enemigos del pueblo de Dios, los más paganos e incrédulos, terminaron reconociendo, maravillados, que no hay poder como el de Dios, y que no hay otro dios, viendo las respuestas a las oraciones de los fieles.

Es curioso ver cómo la gente, en su desesperación o en las situaciones más extremas, recurren a cualquier recurso, menos a la oración. Consumen pastillas para dormir o antidepresivas, un viaje, un spa o mismo a psicólogos y tantos otros, siendo que tenemos la plena libertad de dirigirnos a Dios en oración, y siendo ésta, el arma más poderosa y al alcance de todos.

A veces el problema está en el corazón: la falta de fe, la impaciencia, necesitamos aprender a esperar, pues los tiempos de Dios no son los nuestros. Muchas veces necesitamos de su intervención urgente, y la misma llegará, Él nos muestra, si realmente estamos conectados espiritualmente, y oramos con fervor, con perseverancia, con fe. Nos hablará de distintas maneras, y en muchas ocasiones.

No desmayemos, y no olvidemos el interceder por otros, es tan necesario orar por los demás, y el Señor aprecia eso. Oremos por los países en guerra que están sufriendo, por los matrimonios, las familias, los enfermos, oremos específicamente por la obra, por los pastores y obreros que predican la sana doctrina, ellos y sus familias, su ministerio, necesitan de nuestra oración constante.

Luisa Canán, Paraguay


La oración eficaz del justo, puede mucho:
descúbrelo


  

COMPARTE ESTA MEDITACIÓN