Creer en Dios

RTM Bolivia Alimento para Alma Leave a Comment

Lectura: Hechos 16.11-34

“Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa” v.31

Creer es aceptar como verdadero ciertos conocimientos que otras personas nos han dado. El conocimiento es la base para tener fe, porque es imposible tener fe en algo, o en alguien, del que nunca escuchamos. Pablo escribió: “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”.

La historia del carcelero de Filipos es un buen ejemplo. Pablo y su compañero Silas estaban presos por predicar el evangelio. El carcelero sabía quiénes eran los presos y, sin duda, Pablo le había hablado de Jesús, pero este funcionario no les creyó. Pero cuando un terremoto sacudió la cárcel y las puertas de las celdas se abrieron, el carcelero comprendió que Pablo creía en un Dios todopoderoso que merecía ser conocido. Por ese motivo, después de asegurar que todos los presos estaban en sus celdas, los llevó a su casa y les preguntó cómo podía ser salvo. El apóstol le respondió: “Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo…”.

Podemos ser salvos porque: “De tal manera amó Dios la mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna”. Tenemos que creer en Dios, y en el sacrifico de Jesús en la cruz, para tener vida eterna.

Como el carcelero tenemos que reconocer que Dios existe, que nos ama y que desea salvarnos eternamente si nos acercamos a él con fe, arrepentidos sinceramente de nuestros pecados y aceptando a Jesús como nuestro Salvador. Al hacerlo Dios nos perdonará y nos adoptará como hijos suyos.

Rogelio Nonini, Argentina


Reconozco mis pecados y acepto a Cristo como
mi Salvador personal


  

COMPARTE ESTA MEDITACIÓN