Corona incorruptible

RTM Bolivia Alimento para Alma Leave a Comment

Lectura: 1 Corintios 9:24-27

“Corred de tal manera que lo obtengáis”

La competencia deportiva más importante del planeta son los juegos olímpicos. En Rio de Janeiro 2016 se convocaron 11,000 atletas de 206 países en busca de las medallas de oro, plata y bronce. En tiempos del Apóstol Pablo, además de los juegos olímpicos se celebraban los juegos ístmicos, segundos en importancia, en la ciudad de Corinto y de los cuales Pablo hace una analogía para recordar al creyente que también está en una carrera para alcanzar la corona incorruptible. Los deportistas para obtener el premio deben cumplir con requisitos básicos para todo atleta.

El creyente en Cristo que pretende alcanzar la corona incorruptible también debe cumplir los requisitos que Pablo nos recuerda:

1. Debemos tener una meta. La vida eterna está garantizada, la corona es un premio extra para el creyente.
2. Debemos dejar a un lado las distracciones que nos desvíen del enfoque correcto.
3. Evitemos hacer esfuerzos en vano. Pablo dice que no tira golpes para golpear el viento, sino para someter a su enemigo, en este caso su carne. 4. Observemos las reglas: No podemos tomar atajos, quien intente hacer trampa demostrará lo que hay en su corazón.
4. Tengamos una entrega plena e incondicional. Tal como lo hizo el corredor haitiano Charles Omlet, quien llego 14 minutos después que el penúltimo lugar en el maratón de los juegos olímpicos de Montreal ’76.
5. Dediquémonos de tiempo completo. En esta carrera como en cualquier disciplina deportiva se requiere de entrenar día y noche y en el tiempo libre hay que entrenar.

Si eres creyente estas en la carrera, tienes que observar las reglas y al final recibirás del Señor Jesucristo la corona incorruptible.

José Castro Ordaz, México


Señor anhelo la corona incorruptible