Agradecer a Dios

RTM Bolivia Alimento para Alma Leave a Comment

Lectura:1 Timoteo 1:12-17

“Doy gracias al que me fortaleció” v.12

El apóstol Pablo estaba agradecido a Dios porque lo había perdonado a pesar de lo que había sido, y lo había llamado para ser apóstol. La gratitud por la misericordia de Dios era el motivo por el cual le sirvió fielmente llevando el evangelio a gran parte del mundo conocido. La gratitud es una expresión de deuda para con Dios, reconociendo lo que hizo por nosotros al ofrecer a su Hijo para perdonar todos nuestros pecados, y por darnos una nueva vida que es eterna.

La gratitud debe ser el motivador que nos inspire para vivir en santidad, como para servirle con gozo y fidelidad. ¿Por qué tenemos que ser agradecidos? Pablo nos cuenta su experiencia recordando que siendo perseguidor y blasfemo, Dios lo llamó, perdonó, transformó y envió a predicar dándole un nuevo sentido a su vida. Pablo encontró en Jesús lo que su religión tradicional no le había dado: Paz por haber sido justificado y reconciliado con Dios.

De igual manera nosotros, como hijos de Dios tenemos que agradecerle cada día por habernos reconciliado con él y por habernos adoptado como hijos. Tenemos que agradecerle porque escucha nuestras oraciones, suple nuestras necesidades diarias, nos consuela y fortalece en medio de las pruebas. Pablo escribió que tenemos que darle gracias a Dios por todo, incluso por aquellas cosas dolorosas que experimentamos, porque son parte de su obrar misericordioso para fortalecer nuestra vida espiritual, y para hacernos más sensibles para comprender y para ayudar a nuestro prójimo que sufre.

Como el gran apóstol, tenemos que expresar nuestra gratitud sirviéndole con fidelidad utilizando los recursos que nos dio.

Rogelio Nonini, Argentina


Demos gracias en todo porque esta es la
voluntad del Señor


  

COMPARTE ESTA MEDITACIÓN