Agradar a Dios

RTM Bolivia Alimento para Alma Leave a Comment

Lectura: Colosenses 1:3-14

“…para que andéis como es digno del A Señor, agradándole en todo.” v.10

Agradar significa complacer. Agradamos o complacemos a Dios cuando hacemos su voluntad viviendo de acuerdo con sus principios de vida. Pablo oraba por los cristianos de su tiempo para que alcancen el conocimiento de los propósitos del Señor Jesús para sus vidas, de tal manera que su conducta sea digna de un hijo de Dios. “… y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios” (v.9,10).

Agradamos a Dios cuando nos preocupamos por conocer y obedecer su voluntad. Esto implica tener una conducta correcta como hijo de Dios y servirle fielmente utilizando los dones y talentos que tenemos por su gracia.

¿Por qué tenemos que agradar a Dios? Porque al agradarlo haciendo su voluntad, le manifestamos nuestra gratitud y nuestro deseo de honrarlo, por todas las bendiciones que nos da. Tenemos que agradar a Dios siendo un testimonio viviente del poder transformador del evangelio.

Esto hará que la gente glorifique al Padre por su poder para transformarnos por medio de su Hijo Jesucristo. La Biblia nos dice que Enoc vivió agradando a Dios en medio de una sociedad violenta y perversa, por lo cual Dios lo llevó al cielo sin morir. Enoc es un desafío para nosotros, los cristianos, porque nos muestra que es posible vivir agradando a Dios en medio de una sociedad perversa, mientras esperamos la segunda venida de Cristo en gloria, para llevarnos a la eternidad sin morir.

Rogelio Nonini, Argentina


Vivamos agradando al Señor con la expectativa de su pronto regreso


  

COMPARTE ESTA MEDITACIÓN